Avisar de contenido inadecuado

Reseña: Pacific Rim: Uprising

{
}

 TAGS:undefined

Me declaro un tanto culpable de ser alguien que quiere ver secuelas de alguna película cuando creo que es necesario que sean realizadas, sin embargo, hay que ser honestos, hay ocasiones en las que es preferible que una película se quede en una sola entrega, y al parecer esta es una de esas ocasiones...

Pacific Rim: Uprising es secuela de aquel muy entretenido film del 2013 que fue dirigido por el ahora ganador de la estatuilla dorada Guillermo Del Toro, y que parecía ser una franquicia ya muerta, pues, a pesar de ser una película que tenía una calidad bastante aceptable, la taquilla por otra parte no la trató tan bien (gracias, Grown Ups 2), y era un hecho algo penoso, debido a que la historia tenía potencial, pero no había señales de vida de ver más sobre este universo.

Después todo cambió cuando se anunció la realización de una segunda parte, algo que emocionó a muchas personas (me incluyo), pero esta vez la película no correría bajo la dirección de Guillermo, sino que Steven S. DeKnight (quien colaboró en algunos episodios de Daredevil) tomaría el rol de director.

Tras las altas expectativas el primer trailer llegó y de verdad no lucía como un producto tan alentador, sino que toda la esencia de la primera cinta parecía haberse marchado con Guillermo, y la película ahora lucía como un producto más de franquicias como The Fast and the Furious o la entrega más reciente de Power Rangers, pero hey! No porque el trailer no fuera tan bueno el resultado sería una película mala, emm bueno, eso sí aplicó aquí...

 TAGS:undefined

Uprising se desarrolla algunos años después de la primera entrega, con el hijo del general Pentecost (interpretado por John Boyega) como el protagonista, que junto con Nate Lambert (Scott Eastwood) y un puñado de niños tendrán que hacerse cargo de detener una nueva amenaza.

La historia de la cinta original puede que no fuera tan profunda, pero tenía una mitología vistosa que podía seguirse explorando de formas fructuosas, lamentablemente esta secuela manda al diablo todo eso y toma una serie de decisiones que no resultan ser tan acertadas.

Y es que es justo aquí donde recae el problema más grande de Uprising, en su narrativa, parece ser un simple pretexto para meter una serie de secuencias de acción y se desconecta de todo aquello planteado por la primera película. La construcción del conflicto es poco convincente, la película comienza con un problema de "menor" escala que se antoja aburrido para dar paso a algo mayor que es ridículo y hasta cierto punto termina por darle el tiro de gracia a varias ideas y personajes de la primera entrega que vuelven a aparecer.

El guion de DeKnight, Emily Carmichael y Kira Snyder tiene un peso grande en este problema, como dije, el intento de historia se queda corto, parecen una serie de situaciones que una (no muy buena) serie plantearía, pero como mencioné, todo para estar al servicio de la acción, cuando lo ideal sería que la acción se preste para construir a la narrativa. Sumado a esto, se incluyen una serie de nuevos personajes, pero ni uno de ellos resulta ser memorable y sus motivaciones, debido a que están mal desarrolladas, te hacen imposible empatizar con alguno.

 TAGS:undefined

Retomando la acción, bueno, alguien podría pensar, "es una película que está hecha para entretener" y sí, también la primera lo era, y triunfó gracias a que varias de estas secuencias destacaban, eran espectaculares. Por otra parte, en lo que aquí respecta, las secuencias son medianamente aceptables, no alcanzan el nivel de lo ya establecido, y desafortunadamente después de un rato terminan por cansar a los espectadores, esto es gracias a que no están tan bien dirigidas.

Otro aspecto que se podría esperar ver brillar es todo lo correspondiente a efectos visuales, y los efectos son buenos, pero una vez más, hay ciertos momentos en los que se ven muy poco convincentes y hasta baratos. Por otra parte tenemos la fotografía de Dan Mindel, que pone otro clavo en el ataúd de la cinta, hay varias secuencias que de verdad se ven feas.

En lo que respecta a la parte actoral, como ya dije, el protagonismo está a cargo de John Boyega, que en cintas como Attack the Block Detroit ha probado ser buen actor, pero la situación cambia por completo en esta cinta, y en algunas ocasiones luce más como una calca de Finn (Star Wars), algo que a la larga no ayuda mucho. El co-protagonismo está bajo los hombros de Scott Eastwood (sí, el hijo de Clint Eastwood) y que sigue sin demostrar los mejores dotes histriónicos, pues es la misma interpretación de siempre. Sumados a ellos tenemos a Cailee Spaeny, Adria Arjona (sí, la hija de Ricardo Arjona), Burn Gorman, Charlie Day, Rinko Kikuchi y Jing Tian que hacen lo que pueden con sus personajes, pero no hay mucho que hacer, debido a lo mal construidos que están.

 TAGS:undefined

Si bien, la película no es un crimen tan grande, es una secuela mediocre, y que no tuvo que haber existido (o al menos no bajo la dirección de alguien más que no comprendiera las ideas de Del Toro), se queda a medias en todos sus aspectos y otros los termina por empeorar. La ausencia de Guillermo Del Toro se nota a grandes rasgos y termina luciendo más como una cinta del calibre Transformers 2, 4, 5 (aunque estas tienen mejor aspecto visual...), Power Rangers. Es una total decepción.

Calificación Final: **/ [5/10]

 TAGS:undefined

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Reseña: Pacific Rim: Uprising

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre